UN LUGAR LLAMADO CACHEMIRA

Desde hace más de setenta años, la India y Pakistán están en guerra porque los dos quieren quedarse con un lugar llamado Cachemira. Y en los últimos días la cosa empeoró.

Juraría que nunca me hablaron de ese lugar en la clase de Geografía.
Cachemira es un estado ubicado en la frontera entre la India y Pakistán. Ambos países solían ser una única colonia inglesa, hasta que con el final de la Segunda Guerra Mundial, en 1947 Inglaterra abandonó la región y la dividió en dos, creando los dos países, India y Pakistán. En esa división, Cachemira le tocó a la India. Pero había un pequeño detalle: la religión.

La religión iniciando guerras… ¿Quién iba a decir?
Hay que viajar atrás en el tiempo: al rededor del año 700 tropas musulmanas invadieron el territorio indio, donde tenían como religión el hinduismo (hindú, el que profesa el hinduismo; indio, el que nació en la India. Suele confundirse porque casi todos los indios también son hindúes). Como consecuencia de la invasión, dos tercios de la población india debió convertirse al Islam o emigrar. Entonces en 1858 Inglaterra conquista la región, y los indios por fin se liberan de los musulmanes. Este es el origen de un odio que va mucho más allá de una discusión territorial por una pequeña región. Y así es que llegamos a 1947, la división en partes iguales para ambos países y el inicio de las hostilidades por Cachemira.

Pero dijiste que Cachemira le había tocado a la India.
Sí, en una de esos dibujos que en el mapa quedan muy bien, pero en la vida real no tanto. Resulta que Cachemira era casi toda musulmana, por lo que esa división era obligarlos a ser parte del enemigo histórico y, quizá, tener que abandonar el islam. Además de poner en peligro sus vidas frente a los ataques de los indios. Así es que el mismo día de la independencia, cuando Inglaterra se fue, la India y Pakistán ya estaban peleándose por Cachemira.

¿Y qué pasó? 
Luego de diversos enfrentamientos, la India se quedó con dos tercios de Cachemira y Pakistán con el tercio restante (China ocupa una porción, pero es ajena a este conflicto). De todas formas, ninguno está conforme, porque ambos reclaman la totalidad del territorio. El problema es que en Pakistán hay grupos terroristas (condenados incluso por el gobierno paquistaní)  que no están dispuestos a ninguna negociación, y cada tanto provocan un atentado que sacude todo otra vez. Y eso es lo que nos hizo contar toda esta historia, y llegar a hoy.

¿Todo para explicar una bomba? 
Algo así. Primero, el 14 de febrero un terrorista musulmán se inmoló en la Cachemira controlada por India, y mató a 41 de sus soldados. Eso provocó la respuesta del gobierno indio, que envió aviones de guerra a Pakistán lo que, además de matar a varios, está terminantemente prohibido. Entonces Pakistán se enojó y decidió mandar sus propios aviones, que derribaron a otros indios. Y así de fácil, porque alguien empezó y nadie sabe cómo parar, otra vez estamos ante el peligro de un conflicto grave entre la India y Pakistán por ese pedacito de tierra llamado Cachemira.  

MíNIMOS
Por más lejano y ajeno que parezca, estos dos países comparten una costumbre peligrosa: almacenar armas nucleares. Son dos de los (apenas) nueve países que las tienen (unas 140 cada uno de ellos). Por eso todos están atentos: una mala decisión o un día de poca paciencia puede crear un buen lío para el resto del mundo
.